Kateyhttps://www.psychicmanual.com
Hola soy Katey y soy la escritora y propietaria de PsychicManual . Cuando tenía 12 años tuve mi primera experiencia espiritual y desde entonces puedo decir que ha sido una gran parte de mi vida. Ahora tengo 34 años, tengo un novio muy agradable y considero que mi perro es mi hijo! jaja! Mi misión - ¡Ser la mejor versión de uno mismo y ayudar a otros a experimentar esto también!

Dejar respuesta

Por favor, introduzca su comentario.
Por favor, introduzca su nombre aquí

Las cuatro leyes espirituales

Comúnmente conocido como "los cuatro principios de la espiritualidad india"En realidad, estas leyes se basan en el budismo. No se revela mucho sobre su verdadero origen. Para comprender estos principios, hay que pensar en términos de energía, de frecuencias que coinciden y de funcionalidades. Todas las leyes siguientes revelan lo mismo naturaleza universalpor diferentes aspectos. La realidad nunca ocurre por casualidad, de hecho no hay coincidencias.

El primer principio

"Cualquiera que encuentres es el correcto"

La vida es un aprendizajePor lo tanto, cada persona que encontramos es el complemento correcto para nuestra frecuencia interna o para la lección necesaria para el momento, y los objetivos futuros. Nadie que conozcamos está ahí por pura casualidad. Cada persona con la que nos cruzamos es una respuesta a la frecuencia que emanamos. Hay una lección importante que debemos aprender de cada uno, así como a compartir nuestra propia experiencia y conocimientospara la activación de la conciencia de los demás. Nosotros, los seres, somos una red dinámica interconectada, de conocimiento e intercambio de energía. Así es como sobrevivimos, y mantenemos la Vida, en la dimensión física, y conectarse como uno para la eternidad.

El segundo principio

"Lo que haya pasado es lo único que podría haber pasado"

Al igual que en el primer principio y en las personas con las que nos relacionamos, cada evento ocurre por una razón específica. La causalidad es sólo un producto de la coincidencia de frecuencias y de las intenciones espirituales, siempre al servicio de un propósito superiorno siempre lo percibimos. La realidad, como en la energía, siempre puede transformarse, pero la misma situación nunca puede darse dos veces, "no se puede pisar dos veces el mismo río" - Heráclito. Para cada situación hay componentes elementales, como cada casa tiene sus cimientos, únicos y específicos para el momento. A medida que evolucionamos en la vida, en la experiencia y el conocimiento, éstos también cambian, co-creando el siguiente evento.

El tercer principio

"Cada momento en el que algo comienza es el momento adecuado"

Como se explica en el principio anterior, sólo cuando el elementos coincidentes se reúnen los acontecimientos pueden tener lugar y manifestarse. No existe un momento correcto o incorrecto, sólo existe el momento, que es la única verdad. Todo sucede exactamente cuando se cumplen todas las condiciones. La vida no depende exclusivamente de nuestros deseos mentales y emocionales. Es multidimensional, coexisten energías bajo muchos niveles diferentes de conciencia. Cuando todos estos niveles se alinean, es cuando la manifestación toma forma.

El cuarto principio

"Lo que se acaba, se acaba"

"El ayer es historia, el mañana un misterio, el hoy es un regalo, por eso se llama presente".

Aunque consideramos el tiempo como algo lineal y dividido en tres momentos principales, el pasado, el presente y el futuro, ahora somos más conscientes de su verdadera naturaleza. El tiempo es sólo un momento continuo, el Ahora. Todo lo que ha pasado ya no forma parte de nuestra realidad. Ha cumplido su propósito y se ha transformado en el siguiente, el momento presente. Eso es todo lo que hay, lo que tenemos ahora, lo que somos ahora. Todo lo demás es sólo un fruto de nuestro deseo y el apego, pero no la "realidad" del momento. Vivir en el pasado, es una trampa mental, que no nos permite evolucionar, ni aceptar lo que es y ser parte del todo. Inhabilita el proceso de aprendizaje, el flujo natural de la conciencia y el crecimiento espiritual.

- Unas palabras de nuestro sposor -

Las cuatro leyes espirituales

Español